martes, septiembre 18, 2007

Concierto de Héroes del Silencio (Ciudad de Guatemala 15/09/2007)

La gira del milenio ha empezado

Estaba muy cansado del día anterior, prácticamente vengo desvelado desde el miércoles a la fecha, pero cuando hoy abrí mis ojos me dije: “ya, al fin es el día y aún no puedo creerlo”. Estábamos apenas a unas cuantas horas de que empezara lo que todos estábamos esperando, aquella deuda pendiente por la frase “nos vemos en la gira del próximo milenio”.

Nos levantamos, desayunamos y nos fuimos volando al estadio, (nuevamente como mil gentes apretadas en un taxi) pero qué importaba, lo que queríamos era llegar rápido, ya habían varios fans en los alrededores pero, como buena tradición chapina, todo a última hora, empezamos a movernos por todos lados, la fila, los pases, llamadas telefónicas para reunirnos. Ya nos lo decía un español “esto no parece un concierto, parece un gran festival, veo mucha gente reunida caminando por todos lados, comprando cantando”.

El clima los últimos días estuvo con algunas lluvias, pero hoy estaba todo despejado, sin nubes, pero con viento que incluso se llevo parte de la carpa que cubría el techo del escenario. Afortunadamente sucedió temprano así que los de staff procedieron a reparar todo. En si todo el día paso con sol y muchos nos quemamos, pero valía la pena. Entre los de staff vi algunos conocidos quienes me pasaban los informes de última hora, lo primero era que iban a abrir las puertas temprano a las 14.00 hrs.

Ya la aglomeración de fans era más que notoria, incluso las calles eran poco transitables para los automóviles por nuestra invasión. Los vendedores de camisetas vendieron todo. Recuerdo que había un toldo que tenía bastantes y en la tarde estaba todo vacío. El ingreso se retrasó una hora más de lo planeado pero aún así entraron temprano al estadio. Por aparte la prensa iba a ingresar hasta las 17.30 hrs. por lo cual tenían que esperar un poco más. Mientras tanto adentro el ambiente respiraba a rock del bueno, habían algunos que bebieron de más que no pudieron contenerse y estaban tirados, lamentablemente para ellos se perdieron de un evento nunca antes visto por acá.

Para los enviados de los medios de comunicación habían unas reglas estrictas, sólo iban a ingresar para cubrir las 2 primeras canciones, no podían grabar en video y las fotos debían ser sin flash. Al momento de ingresar se veía increíble ese escenario y toda la gente a su alrededor. Los medios de comunicación no perdieron tiempo y algunos ya tomaban sus fotos cubriendo cada detalle posible.

Había música de fondo y las pruebas en las cámaras de video se llevaban a cabo. Pudimos observar que tenían un alcance impresionante, en especial cuando hicieron una toma hacia la luna y se observaba nítidamente. Ya entrada la noche empezaron algunos a brincarse las barreras que dividían cada sección y los de staff corrían tras ellos para sacarlos. Sigo pensando que al menos en Guatemala es una tontería hacer divisiones en el campo porque tal como sucedió, un par de barreras no fue suficiente como para detener tanta gente en su área y al final ese par de barreras salieron volando y una avalancha de fans se fueron de lleno hasta llegar a la zona VIP.

Las apretazones eran demasiado fuertes y ya habían personas que pedían favor a los de staff que los sacaran del frente porque no aguantaban y varias vallas delanteras se quebraron a pesar de estar contra-peso.

Los Héroes vuelven...

Ya entrada la noche se apagaron las luces y todos los fans gritaban eufóricamente. Era increíble, había esperado mucho tiempo este momento y ahí estaba parado a unos segundos de que mi sueño se hiciera realidad, sabía que los ojos del mundo iban a estar pendientes de lo que sucediera hoy y cada canción que tocaran quedaría en la historia del primer concierto del regreso más esperado por todos nosotros.

Se encendieron las luces principales de la parte superior y empezó a sonar “Song to the siren”, una intro que nos traía nuestra mayor ilusión. Las luces se encendían más fuertes y sólo se miraba la silueta de una gran multitud viendo hacia un enorme escenario y al finalizar la “Sinfonía” como la mencionaban en el set-list, la gente gritaba maás fuerte porque sabía que lo próximo en sonar iba a ser algo que jamás íbamos a olvidar.

Los gritos aumentaban cuando empezaron a sonar las primeras notas de esta bella canción que poco a poco se iba encendiendo. Las cuatro pantallas del frente que se encontraban abajo se encendieron y proyectaron una hermosa toma del mar que se unió con la silueta de los Héroes quienes estaban con sus guitarras. La gente empujaba más y más y varios se subían en los hombros de sus compañeros para ver mejor la entrada y eso dificultaba las grabaciones. El intro continuaba y poco a poco iban elevándose las pantallas dando lugar a las primeras frases “Las leyes salvajes empañan mi huída"... Y los gritos se elevaron como nunca.

Todavía estábamos gritando cuando acabó “El estanque” y una frase nos interrumpe diciendo “Empezar porque si”… Ahora sí esa música nos abría secretos y soltamos toda la energía que se sentía en el ambiente. La voz de Enrique estaba potente y cada una de las pantallas nos ofrecían un espectáculo visual impresionante, cada imagen estaba preparada especialmente para cada ocasión y éramos testigos de que los Héroes estaban tocando de una manera intachable.

Ya los Héroes andaban entregados al publico, Juan demostrándonos porque es el maestro de la guitarra, Joaquín disfrutando al máximo con una gran sonrisa, Enrique paseando guitarra en mano por la pasarela, Gonzalo subiendo a la tarima superior donde se encontraba Pedro con su batería adornada con el logo de la gira. En las pantallas gigantes se podían observar las tomas de los Héroes y de fondo otras tomas variadas, que le daban un toque único para cada canción.

Cuando tocaron “La carta” paso algo curioso. Enrique se confundió en la letra, pudo haber sido por nervios o simplemente se le olvidó, pero de lo que me di cuenta con eso es de una imagen que estará en mi mente siempre. Justo en el momento que Enrique olvidó la letra capté bien que él quería retomar la canción pero no sabía por donde iba. Juan se dio cuenta y sólo le hizo una sonrisa a Enrique como diciéndole “Wow qué nervios” y que esperara a retomar el estribillo para continuar. Enrique también le hizo la misma de “Ok” y cuando llegaron a esa parte continuaron, “Siempre he escuchado y ya no te creo”.

Cuando tocaron “La carta” paso algo curioso. Enrique se confundió en la letra, pudo haber sido por nervios o simplemente se le olvidó, pero de lo que me di cuenta con eso es de una imagen que estará en mi mente siempre. Justo en el momento que Enrique olvidó la letra capté bien que él quería retomar la canción pero no sabía por donde iba. Juan se dio cuenta y sólo le hizo una sonrisa a Enrique como diciéndole “Wow qué nervios” y que esperara a retomar el estribillo para continuar. Enrique también le hizo la misma de “Ok” y cuando llegaron a esa parte continuaron, “Siempre he escuchado y ya no te creo”.

A los que dudaban si Juan estaba recuperado les puedo decir que en el solo de “La sirena varada” se desenvolvió demasiado bien, andaba caminando por su parte del escenario e incluso saludando a los fans.

Enrique hizo comentarios de todos los países centroamericanos que habían llegado para el concierto. Luego de un discurso de Enrique fue presentando a todos los Héroes que se dirigían al set acústico y conforme fueron llegando empezaban a tocar sus instrumentos en un medley. El primero en presentar fue Pedro Andreu, luego le toco el turno a Joaquín Cardiel, el siguiente fue El Alquimista Gonzalo Valdivia y de ahí alguien muy esperado el maestro Juan Valdivia. Me gustó la manera en que Juan saludaba a los fans. Al llegar todos empezaron a entonar “La herida”.

Para mí fue muy especial que tocaran “Apuesta por el rock’n’roll” en su primer concierto. Enrique dio una intro muy similar a la que usaba de solista y empezamos a apostar por lo que nos unió esa noche. Había una canción que había quedado pendiente desde hace once años y un día. Una intro interesante preparaba el primer éxito del grupo y nos pusimos a cantar “Héroe de leyenda”. Le hicieron unos arreglos que quedaron acordes a la ocasión. Y una escena de Joaquín y Gonzalo viendo con alegría la entrega de los fans quedo grabada de manera impresionante en las pantallas gigantes.

Ya de regreso al escenario principal, las pantallas frontales sacaban imágenes de hélices que dando vueltas daban la impresión que se elevaban cuando las pantallas subían hasta la parte de arriba y los acordes de “Nuestros nombres” sonaron. Juan andaba de un lado a otro y haciendo las muecas que lo caracterizaban, Enrique entregándose a las estrofas que cantaba justo como lo recordábamos antes.

El repertorio continuaba éxito tras éxito y ahora le tocaba su turno a “Oración”, los cinco españoles se lucían especialmente al momento del solo de la canción. Joaquín y Pedro estaban impresionantes y no se notaba que estábamos a más de diez años de su último concierto. Los efectos de las luces ofrecían un show visual de lo mejor. El espectáculo nos sorprendía cada vez mas, efectos de luces, pantallas con tomas increíbles, papeles volando del escenario hacia los fans, fuegos artificiales, miles de personas cantando unidas y lo mejor aún, nuestros Héroes del Silencio sobre el escenario.

Cuando tocaron “La chispa adecuada” me fascinó la parte en la que Juan le hizo el arreglo de la versión de “Trigonometralla”. Esta canción es muy especial para mí y pues hasta se me erizó la piel cuando llegaron al solo, justo al final de la canción salió del set acústico una gran cantidad de papeles al aire que junto a las luces del escenario principal dieron un toque increíble a esa bella canción.

Los Héroes se despedían y la gente coreaba “otra, otra” y así hasta cumplir 25 canciones para saciar la sed que teníamos desde 1996. Al finalizar “En brazos de la fiebre” nos brindaron un final de fiesta, de celebración que quedó acorde a nuestra fiesta patria con fuegos artificiales y los chapines empezamos a corear nuestro himno nacional al tiempo que las pantallas gigantes bajaban con el logo de los Héroes y un efecto como de fuego les quedo muy bien.

Al momento de salir escuchaba comentarios de todos que estaban muy impresionados por lo que vieron, que jamás se esperaban algo así, que había valido la pena lo caro del boleto, que los Héroes volvían mejor que nunca, que después de tanto tiempo de espera nadie podía creer aun que ya podríamos decir con orgullo: “Yo estuve en la gira del milenio”.

Fernando García

1 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home